Al Foro Económico Mundial

Petición de los jóvenes activistas y huelguistas en favor del clima

Emergencia climática / dossier / Febrero de 2020

Extinction Rebellion

Traducción de: Elva Peniche Montfort

Al Foro Económico Mundial:

Acabamos de iniciar una nueva década, una en la que cada mes y todos los días serán absolutamente fundamentales para decidir cómo será el futuro. Hacia finales de enero, directores ejecutivos, inversionistas y legisladores se reunirán en Davos para conmemorar el 50 aniversario del Foro Económico Mundial. Los jóvenes activistas y huelguistas en favor del clima de todo el mundo estarán presentes para ejercer presión sobre los dirigentes. Exigimos que, en el foro de este año, los participantes de todas las empresas, bancos, instituciones y gobiernos frenen de inmediato cualquier inversión en la exploración y extracción de combustibles fósiles, que eliminen de inmediato todos los subsidios a los combustibles fósiles y que prescindan de ellos de inmediato y por completo. No queremos que nuestras peticiones se cumplan en 2050, 2030 o incluso en 2021, queremos que se cumplan ahora… En este momento. Entendemos y sabemos muy bien que el mundo es complicado y que lo que solicitamos podría ser difícil, pero la crisis climática también es compleja y estamos en estado de emergencia. En estas circunstancias debes salir de tu zona de confort y tomar decisiones que tal vez no sean cómodas o agradables. Seamos claros, nada es fácil, cómodo o agradable en lo que concierne al clima y a la emergencia medioambiental. Los jóvenes están siendo defraudados por las generaciones anteriores y por quienes ostentan el poder. Para algunos podría parecer que pedimos demasiado, pero es el mínimo esfuerzo necesario para iniciar la rápida transición hacia lo sostenible. El hecho de que (en 2020) no se haya hecho aún es, para decirlo con toda honestidad, una vergüenza. No obstante, desde el Acuerdo de París de 2015, 33 grandes bancos globales han invertido de manera colectiva 1.9 billones de dólares (1.5 billones de libras) en combustibles fósiles, de acuerdo con un reporte de la organización Rainforest Action Network. El FMI concluyó que sólo en 2017 el mundo gastó 5.2 billones de dólares en subsidios para combustibles fósiles. Esto debe parar. El mundo de las finanzas tiene una responsabilidad con el planeta, las personas y todas las especies que lo habitan. De hecho, debería ser motivo de interés para toda empresa y accionista garantizar que el planeta en el que viven prospere; sin embargo, la historia no ha demostrado la disposición del mundo corporativo para hacerse responsable. Entonces, nos corresponde a nosotros, los niños, hacerlo. Hacemos un llamado a los líderes del mundo para que dejen de invertir en la economía basada en combustibles fósiles que es el núcleo de esta crisis mundial. En lugar de eso deberían invertir su dinero en tecnologías sostenibles que ya existen, en investigación y en la restauración de la naturaleza. Los beneficios a corto plazo no deben superar la estabilidad de la vida a largo plazo. El tema de la reunión de este año en Davos es “Accionistas por un mundo cohesionado y sostenible”. De acuerdo con el sitio en internet del foro, los dirigentes se reunirán para presentar ideas y mejorar nuestro progreso global en lo que respecta al cambio climático. Nuestra petición para ellos quizá no sea tan descabellada teniendo en cuenta que ellos afirman comprender y priorizar esta emergencia. Cualquier acción menor a detener estas inversiones para la industria de los combustibles fósiles sería una traición a la vida misma. Como suele suceder, los negocios de la actualidad se están convirtiendo en un crimen de lesa humanidad. Exigimos a nuestros líderes que hagan lo que les corresponde para poner fin a esta locura. Nuestro futuro está en juego, que inviertan, pues, en esto.


Jean Hinchliffe, Australia; Danielle Ferreira de Assis, Brasil; Joel Enrique Peña Panichine, Chile; Robin Jullian, Francia; Luisa Neubauer, Alemania; Licipriya Kangujam, India; David Wicker, Italia; Julia Haddad, Líbano; Oladosu Adenike, Nigeria; Iqbal Badruddin, Paquistán; Arshak Makichyan, Rusia; Holly Gillibrand, Escocia; Alejandro Martínez, España; Isabelle Axelsson, Sophia Axelsson, Ell Jarl, Mina Pohankova y Greta Thunberg, Suecia; Linus Dolder, Suiza; Vanessa Nakate, Uganda; Tokata Iron Eyes, Estados Unidos.

www.extinctionrebellion.es

Publicado en The Guardian el 10 de enero de 2020. Traducción de Elva Peniche. Extinction Rebellion es un movimiento internacional que ejerce la desobediencia civil no violenta en un intento por detener la extinción masiva y minimizar el riesgo de colapso social.

Imagen de portada: Greta Thunberg, afuera del parlamento sueco, 2018. Fotografía de Anders Hellberg.